"Infección Vaginal"

Es diferente a infección urinaria

“Infección Vaginal” Es diferente a infección urinaria

“Tienes en tus manos el 80% del control de ésta patología tan frecuentemente consultada en Ginecología y  Obstetricia, sígueme en las redes, te sabré orientar y tratar”

Por: Dra. Luisa Rodríguez.  Luian452@gmail.com   @luian452

     Las infecciones vaginales representan un problema de salud ya que el 95 % de las pacientes, consultan por flujo vaginal. Pueden estar presentes en la infancia, premenarquia, adolescentes, adultos, teniendo una mayor incidencia en mujeres con vida sexual activa. Las secreciones vaginales normales se caracterizan por ser: inodoras, claras, viscosas, pH ácido menor que 4,5, no contienen neutrófilos y no fluyen durante el examen con espéculo. La flora vaginal está constituida por lactobacillus spp., acidófilos de Doderlein.

 

     La infección vaginal es un proceso infeccioso de la vagina caracterizado por uno o más de los siguientes síntomas: flujo, prurito vulvar, ardor, irritación, disuria, dispareunia y fetidez vaginal, determinados por la invasión y multiplicación de cualquier microorganismo en la vagina y como resultado de un desbalance en el ecosistema vaginal, produciendo una vaginitis o cervicitis. Una mujer, puede coexistir con más de una forma clínica, la presencia de un agente causal (hongo, bacteria o virus) el médico indicará el tratamiento de acuerdo a las características del flujo vaginal (trichomoniasis, candidiasis, vaginosis bacteriana (Gardnerella), N.gonorrhoeae, C. trachomatis, herpes).   

     Además de indicarles el tratamiento que les brinde un alivio rápido de los síntomas y signos de infección, erradicar los agentes patógenos de la vagina, prevenir el desarrollo de complicaciones del tracto genital superior y futuras infecciones de transmisión sexual en el paciente, pareja y comunidad. Yo como la ginecólogo me enfoco en que las pacientes descubran las diferentes situaciones que favorecen las infecciones vaginales, entre ellas:

  • Deficiente Higiene Génito-Anal
  • Nuevo o Múltiples Parejas Sexuales
  • Baños en Piscinas y Tinas
  • Embarazo
  • Diabetes
  • Parasitosis
  • Incontinencia Urinaria – Fecal
  • Estrés
  • Malformaciones Congénitas
  • Uso Frecuente de Antibióticos
  • Hormonas
  • Anticonceptivos Oral o Tópico
  • Medicación Vaginal
  • Deficiencia Inmunológica.